Pánico al amanecer: la historia de la explosión del polvorín


Policía haciendo las investigaciones respectivas

La historia nos cuenta que un domingo 1 de marzo de 1998 a las 3:15 a.m. un sonido ensordecedor se producía en las faldas del Sararenda y segundos después una onda expansiva recorría toda la avenida peñas blancas destruyendo a su paso puertas y ventanales de las casas vecinas, a continuación hubo un silencio indescriptible porque aún se podía escuchar como esta onda se expandía por otras calles de Camiri causando el mismo efecto destructivo, pero había silencio y en los minutos siguientes este silencio fue roto por la mezcla de gritos y llanto de personas que salían a las calles para ver qué era lo que había ocurrido y frases como  “ha caído un meteorito” o “ha llegado el apocalipsis” demostraban que en el amanecer de ese domingo el pánico se había apoderado de Camiri.

A las 6:30 a.m. hubo certeza de lo ocurrido, el depósito de dinamitas de Y.P.F.B.  Llamado “El Polvorín” había explotado.

La explosión de alrededor de 60 toneladas de dinamita dejaron en el lugar un cráter de 15 metros de diámetro y 5 metros de profundidad, a 500 metros de diámetro la vegetación quedo completamente quemada incluyendo a algunos animales que se encontraban allí, en la ciudad los destrozos se produjeron dentro de los 5 kilómetros quedando afectadas aproximadamente 70 casas y algunos edificios producto de la onda expansiva que alcanzó los 20 kilómetros de distancia.

En cuanto a daños personales hubo 5 personas heridas de gravedad, 30 personas con contusiones y 2 muertos, un bebé de apenas algunos meses de edad y el sereno de “El Polvorín”,  Félix Ponce Daza de 40 años.

Se manejaron varias teorías acerca del por qué se produjo la detonación y también se hicieron las investigaciones respectivas pero hasta el día de hoy sigue siendo un misterio la causa real de la explosión.