IGNACIO AVILA «CACHUCHA» A PURO PINCEL

Ignacio Ávila Gutiérrez, más conocido como Cachucha, es un  jubilado petrolero que dedicó su horas libres, en campamento, para pintar el  paisaje que lo rodeaba.

Humilde y respetuoso de sus semejantes dice  “soy Mario Ignacio Ávila Gutiérrez  mi seudónimo es cachucha; eso viene heredado desde mi papá”. Él se llamaba Jesús Ávila Enriques (Cachucha)  y mi madre Hortensia Gutiérrez. (Hermana de Pablo Papi Gutiérrez, primera voz del trio Camiri).

“Mis padres son bolivianos, oriundos de Charagua, por razones de trabajo fueron a argentina y allí nací, por esta razón  soy de nacionalidad argentina nacido en San Pedro de Jujuy el 24 de abril de 1949.  

Al poco tiempo me trajeron a Bolivia a vivir en Bermejo hasta que mi padre entro a trabajar a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, después nos trasladamos aquí a Camiri.” Recuerda Cachucha.

Llegue a Camiri hace bastantes años, no recuerdo bien la fecha, pero fue por el 59 más o menos, prácticamente más de medio siglo que estoy aquí, señaló.

Estudie la primaria en escuela  Castrillo cuando todavía estaba ubicada en la petrolera y secundaria la curse en el Abel Iturralde, no he terminado. Se sinceró.

Hice mi servicio militar el 67, durante las guerrillas, estuve en el Grupo Bullain 4 de artillería en Cuevo, ahí pase mi vida de cuartel. Enfatizó

Me case  con Aida Olmos Mujica, con quien forme mi dulce hogar. Tengo tres hijos; Jorge Luis, Marco Antonio y Elizabeth.

TRABAJADOR PETROLERO Y PINTOR

Ignacio Ávila, asegura que la pintura fue su mayor pasión desde su infancia, parecía que su mano se conducía sola para pintar los primeros bosquejos.

“Yo siempre tuve aptitudes para la pintura,  desde los 9 años en la escuela me gusto el arte y lo cultivé, aquí tuve oportunidades, logre estar en una academia de pintura dirigida por el profesor Renán y gracias a ese poco estudio que tuve, mejore mi técnica”.

“Ingresé a trabajar en YPFB, cuando se retiró mi padre, la costumbre era que cuando el padre se retiraba o jubilaba podía entrar en su reemplazo la esposa o un hijo, así pude entrar porque así funcionaba el sistema, salí del cuartel y al poco tiempo ingrese ahí”. Explicó.

“Trabajando en YPFB  estuve en todos los campamentos del sur. En momentos de descanso,  me iba a pintar a los tanques de petróleo, tengo muchos recuerdos…. me atrevo a decir que esos cuadros que pintaba en las paredes aún siguen vigentes”.

Un ex – compañero de trabajo me dijo que en la planta de agua que tenemos los trabajadores, hay un cuadro que pinté hace varios años”. Aseguró. Mi esposa e hijos me apoyan y gracias a  eso continúo pintando.

VARIOS LIENZOS SE LLEVARON AL INTERIOR Y EXTERIOR DEL PAIS

Cachucha pinta por hobby y no como un negocio, sin embargo varios de sus cuadros se encuentran en el interior y exterior. Cuenta que a la gente le  gusta mucho los motivos costumbristas, paisajistas e históricos, 

Con cierto aire de felicidad señala “tuve la suerte de que mis obras lleguen al exterior, he pintado manteles que están en España, pinte un cuadro costumbrista para mi amigo Leandro Barreto, que ahora está en Houston- Estados Unidos, en Argentina también hay cuadros míos. Hay otros cuadros que también están en el interior del País, en La Paz y Sucre específicamente”, subrayo.

Me gusta la pintura, lo hice, lo hago  y lo voy a seguir haciendo porque es mi hobby, no vivo de esto ya que tengo renta por mi trabajo.

Mi fuerte es pintar paisajes, claro que pinto de todo un poco pero la mayoría de mis cuadros son paisajes, soy paisajista. Manifiesta esbozando una suave sonrisa.

“Mis pinturas tienen un costo, pero como son mi hobby trato de que sean accesibles al bolsillo de la persona a la que le gusta esto, no son productos de primera pero las compran personas a las que les gusta”. Asegura modestamente.

Uso pintura al óleo, temperas y si hay que pintar con acuarelas pinto, casi todos mis cuadros son en lienzo.

Tengo un pequeño taller en mi casa, ahí están mis pinturas, todo lo que utilizo para pintar y si por ahí salgo y me gusta tal lugar… trato de reflejarlo, ahora me he dedicado a tratar de sacar lugares turísticos de Camiri. Señala uno de los cuadros donde se encuentra el primer puente sobre el Rio Parapetí.

Otro de los entretenimientos es el futbol, he jugado en equipos de primera de la liga de futbol local.

Finalmente manifiesta que a ninguno de sus hijos les interesa la pintura, sin embargo parece que mi nietita Alejandra de 6 años va seguir mis pasos,  está en la escuela, y le gusta la pintura y la estoy incentivando.

Su mayor deseo es terminar su vida con un pincel en la mano, con mis cuadros. Sentencia

En cuanto a la salud… ya tenemos nuestros añitos y no podemos decir que estoy bien, como dicen comúnmente cada día se estrena un ay… padezco de diabetes hace muchos años y eso acarrea muchas otras cosas pero me cuido, estoy en tratamiento constante, en fin  estoy en eso y es uno de los primeros motivos para reflejar el lugar donde vivo y viven mis hijos.

Ignacio Ávila es el primero de  cinco (5), cuatro varones y una mujer. Aseguró a tiempo de agradecer a Radio del Chaco por la entrevista y las fotos.

REDACCIÓN DE: JULIO ZENTENO NÁJERA.

, ,